Aprender leyendo: los libros que marcarán su vida

Educa

8 abril, 2011

4 thoughts on “Aprender leyendo: los libros que marcarán su vida

  1. Me enamoré de los libros, cuando era un niño, con Jack London (Colmillo blanco), Kipling (El libro de la selva) y Jules Vernes (Viaje al centro de la tierra) y muchos más: el mundo que describían despertó en mí toda una panopla de sueños. Enganchado, fui devorando todo lo que iba encontrando y aunque me llevé alguna decepción siempre acababa encontrando alguno más, como Michael Ende (La Historia Interminable), y otro, como Delibes (El Camino), y otros tantos más. En la adolescencia, abordé a autores como Hemingway (El viejo y el Mar), a Wallace (Ben-Hur) y pronto me atreví con Huxley (Un mundo Feliz), Orwell (1984) y hasta Kafka (La Metamorfosis), entre otros… en la Universidad me pasé a estilos más transgresores del tipo Buckowsky (Mujeres) o Saramago (El Evangelio según Jesucristo) y empecé a flirtear con el ensajo, desde Hans Küng (Credo) hasta Javier Tusel, Fernando Savater y tantos otros. Hoy me muevo en múltiples géneros, desde la novela corta de ficción hasta lo biográfico pasando por el ensayo, la poesía … no podría entender mi vida sin los libros, no son solo mi pasado, ¡sino mi presente y mi futuro! Gracias por el post, seguro que compartimos buenos consejos.

  2. Qué hubiera sido de mi infancia sin Los cincos de Enid Blyton, y que gran lástima cuando terminé la serie, sus aventuras y sus personajes me engacharon, ni Puck ni Los 7, lograron conquistarme. Poco a poco a medida que entré en la adolescencia el Siddharta de Hesse, Niebla de Unamuno,o novelas de ciencia distópica como las dos que cita JLR 1884, Un mundo feliz, y otras como El señor de las moscas me engancharon al género, y a la ciencia ficción: El juego de Ender, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?… Aunque siempre guardaré con cariñoso recuerdo Rebeldes de Susan Hilton y El guardián entre el centeno de Salinger.
    De los que citas adoro a Kipling sobre todo Kim, Ende y su Momo, El camino de Delibes, sin duda un buen libro en la adolescencia (aunque odié El príncipe destronado, menos mal que ya adulta se redimió con la maravillosa Cinco horas con Mario), Hemingway (lo leí en la universidad pero me gustó muchísmo sobre todo Por quién doblan las campanas), y el siempre eterno Saramago que hoy creo que junto con García Márquez y Kundera son mis predilectos.

  3. Para secundaria yo recomendaría El camino de Miguel Delibes (y que ya ha sido citado, supongo que por ser lectura obligatoria en casi todas las CCAA), La edad prohibida de Torcuato Luca de Tena, o Senén de José Luis Olaizola, aunque seguro que ellos preferirán Harry Potter de J.K. Rowlling, que también es una buena opción porque lo importante es que lean. Y Siempre serán una buena alternativa los cuentos: El principito, Alicia en el país de las maravillas, Crónicas de narnia… y los cómic como el de Forges sobre la historia de España o Persépolis de Satrapi… Al final lo importante es que nuestros hijos se enganchen a la lectura, lo que sin duda será difícil si en el cole les obligan a leer el Cantar del Mío cid o Cartas marruecas, por eso en casa es importante orientarles bien y poder aconsejarles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *